jueves, 7 de junio de 2012

Porque los personajes secundarios...

... sólo son eso, secundarios. Estos personajes siempre están detrás de algún otro, el protagonista de la historia, el que se roba la historia y las sonrisas y los amores y la vida. Caminan despacio y hablan bajito. Se quedan con los restos que deja el protagonista. Son introvertidos. ¿Quién podría interesarse en lo que le pasa al secundario, cuando el protagonista es todo un personaje más que interesante, con esa cuota de altanería que caracteriza a la mayoría?
Algunas personas son secundarios hasta de su propia historia. A veces porque alguien se las robó, a veces porque no logran ser protagonistas. Caminan los jueves y corren en lunes. Trabajan sin descanso, y mantienen su teléfono en silencio... total, nadie los llamará.
Triste vida de un secundario. Difícil es volverse un protagonista. Imposible... casi.
Lo lindo... siempre hay algo lindo... Lo lindo es cuando encuentran esa secundaria que lo quiera por cómo es, un personaje secundario, su personaje secundario. A veces ella lo encuentra a él. Todo por algún fortuito encuentro... en casa de algún conocido, en el tren o en Paris. Y, a partir de ese momento, ambos pasarán a ser protagonistas de una historia de secundarios.

2 comentarios:

  1. Es lindo ser un personaje secundario. A mí me gusta jajaja Además, son los que mantienen a flote la historia: los divertidos, los que tienen los mejores diálogos. Sin ellos, el relato se pierde ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tenemos una visión diferente de la secundariedad jaja.
      ¿O será que yo ya estoy para ser terciario? XD

      Eliminar