martes, 24 de julio de 2012

93

"Por miedo de empezar las fabricaciones, son tan fáciles. Sacás una idea de ahí, un sentimiento del otro estante, los atás con ayuda de palabras, perras negras, y resulta que te quiero. Total parcial: te quiero. Total general: te amo. Así viven muchos amigos míos, sin hablar de un tío y dos primos, convencidos del amor-que-sienten-por-sus-esposas. De la palabra a los actos, che; en general sin verba no hay res. Lo que mucha gente llama amar consiste en elegir a una mujer y casarse con ella. La eligen, te lo juro, los he visto. Como si se pudiese elegir en el amor, como si no fuera un rayo que te parte los huesos y te deja estaqueado en la mitad del patio. Vos dirás que la eligen porque-la-aman, yo creo que es al revés. A Beatriz no se la elige, a Julieta no se la elige. Vos no elegís la lluvia que te va a calar hasta los huesos cuando salís de un concierto. Pero estoy solo en mi pieza, caigo en artilugios de escriba, las perras negras se vengan cómo pueden, me mordisquean desde abajo de la mesa."
Del Capítulo 93. Rayuela. Julio Cortázar.

Porque Cortázar supo encontrar las palabras y convertirlas en obras maestras... Esto es sólo un grano de arena en el desierto cortazariano bien fértil y nutrido.

2 comentarios:

  1. :)
    Me encantó. Solo él puede producir esto.
    ¿Y vos te das cuenta de que son las mismas palabras que nosotros usamos constantemente? ¿Cómo puede hacerlas sonar tan diferente, tan hermosamente increíbles?
    Y coincido con su postura, es decir, con la del narrador. Como si se pudiera elegir...
    Ojalá más hombres pensaran así, lograran sentirse así y no dijeran cosas por elección, sino por sentimiento.
    ¿Y se puede saber por qué todavía no leí este libro? ¡A por él! jajaja.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tenía una gran mente, esa es la única respuesta para que haya escrito tales genialidades.

      Y sí, la mayoría elige... loco pero cierto.

      Creo que voy a leer Rayuela en el verano XD

      ¡Saludos!

      Eliminar