sábado, 28 de abril de 2012

De Peluqueros que te cuentan su vida...

... y te la cuentan con algunos detalles que es preferible no saber. Y arrancan sin que de tu boca salga una pregunta. 
Es una de esas profesiones donde creo que uno de los cursos es "Diálogo con el Cliente" en varias etapas. La etapa más jodida debe ser "Diálogo con el Cliente III", centrada en la gente callada y otras gentes como uno que no gustan hablar de sí mismo. ¿Quién dijo que tengo que contarle toda mi vida? Para eso iría a un psicólogo, que estudió para eso y una vez que le pagás mejor empezar a hablar y hacer rendir los honorarios...
Otros charlatanes son los remiseros y taxistas que te quieren hacer hablar como si te conocieran...
- Linda noche para salir a bailar.
- Sí... -
Siempre tan cortante yo. Si es que hago un buen papel cuando quiero ser cortante y dar a entender que no me gusta hablar.
- ¿Estuvieron de fiesta?
- Sí... - y pienso "sino de dónde te creés que él salió borracho, tanto que lo estoy llevando a la casa"
Ufff... esa noche de la primera borrachera de ese amigo... encima gran borrachera... tanto que a algunos les daba lástima verlo tirado... y yo, el responsable sobrio e (...) amigo, lo llevé a la casa.
... mmm... algo había escrito esa noche... ¿dónde andará esa hoja?
Bueno, me fui de tema... todo empezó con las cosas que contó mi peluquero la última vez... que trabajó en una veterinaria, que estuvo plantando pinitos en un lugar lleno de yararás y sus esquivadas a las mismas, y un dolor allá abajo de alguna vez que probó salir a andar en bicicleta con asiento finito... ni pensar las cosas que dijo en todos estos años de pelos tallados y arrojados al suelo.
Y nunca puede faltar la pregunta clásica*.
Al cabo que no soy alguien de quien podrían sacar más que monosílabos, y me perturba cuando esa gente desconocida o que apenas conozco empiezan a taladrar cual pájaro de Twistos.

Ok, con las manos frías y la nariz congelada en este aire invernal de otoño respirado en el Bosque, me retiro por hoy, sin haber dicho nada diciendo tanto con tan poco contenido y sin ningún sentido para esta vida. Al cabo que es así... Hasta otras palabras incoordinadas.

* Cómo odio esa pregunta...

2 comentarios:

  1. Sigo sosteniendo que son los grandes filósofos contemporáneos. Testigos de muchas situaciones, no saben cuándo callarse y sin embargo transmiten experiencias (la mayoría de ellas ajenas) que terminan por sembrar una gran arboleda en quienes tuvieron la dicha (o la desgracia?) de escucharlos :)

    PD: Adoro cómo escribís >.<

    Buenas noches xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sé... nunca me gustó filosofía... a mí no me gusta hablar con desconocidos (ni con conocidos jeje), así que para mí es desgracia XD

      ¡Buenas Noches!

      PD: A mí también... JA! Re-egocéntrico!! jajaja.
      Hablando en serio, ¡Gracias! =) Hago lo que sale...

      Eliminar