miércoles, 8 de enero de 2014

De esas invitaciones

Estaba bañándome y me acordé de algo... si es que en la ducha surgen cosas de lo más diversas.

Bariloche. El tan esperado viaje de egresados. Fines del 2005. Hotel medio-pelo. Prohibida la entrada de alcohol. Fiesta en una de las habitaciones. Tenían todo tipo de botellas. Demostraron su viveza al entrarlas por la ventana. Alguien me dijo:
No está tu mamá.
Me estaban invitando a tomar con ellos. 
No gracias, no tomo porque no tomo, no porque no me deje mi mamá.
Ahora no sé si dije algo así, pero que lo pensé lo pensé. Tenía razón que no tomaba porque no quería, no me llamaba ni me parecía graciosa la borrachera por borrachera. Y el otro tenía un punto que, ahora que conozco lo que es el aparato psíquico y cómo funciona, era más que objetable. Mi mamá no estaba, físicamente, mas estaba en mi psiquis. La educación que me dieron estaba (está) en mi cabeza, en mi superyó. Igualmente, otras cosas había que supondría me marcaron para mi decisión de no tomar. Y nunca le tomé el gusto al alcohol... excepto un buen champagne, pero ni siquiera mucho. (Seguramente sería un borracho depresivo. No sé, supongo... creo que difícilmente lo averiguaré nunca)

Otra noche. Tandil. Cena reencuentro y despedida de alguien. El mismo alguien de arriba invitó. No a tomar. Ese alguien, junto a otro, insinuaron querer llevarme a un cabaret.
No.
Degradante lugar. Nunca aceptaría. Tengo principios éticos y morales que me dicen que no. Mi superyó nunca me dejaría pisar esos lugares.
Real Men Don't Buy Girls!

Pareciera que mi sobriedad inquebrantable incomoda a algunos (más que a mí). Y mi sentido de ética y moral los sobrepasa.

1 comentario:

  1. Hay personas que hacen cosas que no les convencen del todo pero están convencidas de que si logran que un grupo de personas también lo haga, no puede estar tan mal. Te aplaudo por no ser una de ellas. Y acabo de darme cuenta de que es más difícil ser hombre si se tienen estos principios. Digo, porque la mayoría tiende a dejarse llevar. Las chicas no tenemos tanta presión.
    No cambies, guardabosque! Son más los beneficios de pensar diferente.

    ResponderEliminar