lunes, 8 de noviembre de 2010

¿Por Qué?

¿Será porque se está acabando el año?¿Será porque estoy terminando otro año de vida?¿Será porque la vida es así?
No sé por qué será, pero me siento abrumado (de nuevo, como cada año desde 2008). Ya de por sí termino los años con ojeras, dolor de cabeza, y, hace 2 años que vuelvo a sentir con regularidad, ese Toc Toc del indeseable invisible, que viene de la mano de la maldita palabra con .
Estoy en esa época del año en la que no puede estar concentrado, no puede sentarme a estudiar (al menos no solo, y mucho peor si estoy solo. Quisiera que algunas cosas volvieran a ser como eran antes). Estoy en la época que me invaden los pensamientos. Aquellos pensamientos que no me dejan dormir.
Tal vez sea porque sigo extrañándola.  Porque sigo sintiéndome observado (observado por maliciosas miradas; atacado por la espalda con palabras). Porque sigo de malas. Porque sigue costándome creer. Porque me siento solo; un alma solitaria. Porque Ho bisogno di partire in una nave e viaggiare fino a dove Dio conosce. Porque este año no fue como esperaba.
Desde aquella primera entrada sin título supe que en este (mi) Silencioso Bosque podría despejarme... desahogarme... reanimarme... Al igual que con aquellas hojas que continuaron (continúan) recibiendo tinta de mi lapicera, a pesar de haber pensado, once meses atrás, no sacarlas del cajón nunca más.
Ahora solamente puede seguir viviendo... seguir... seguir sin más.
"Puedes llegar a cualquier parte siempre que andes lo suficiente." Lewis Carroll.

1 comentario:

  1. Desahoguése, señor... Saque todo.
    Espero que pronto vuelva a sonreír :)

    Beso,
    Ro.

    ResponderEliminar